redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Edificio ABC y Blanco y Negro. Madrid. EspañaEl Edificio ABC/Blanco y Negro está situado entre el Paseo de la Castellana - a la altura del número 34 - y la calle de Serrano. En su día ocupó las oficinas y los talleres del periódico y en la actualidad es un prestigioso centro comercial en el que, además de respetarse las fachadas, se conservaron las partes interiores del edificio dignas de mantener.

Podría decirse que el Edificio ABC es un verso suelto en el que su estilo nada tiene que ver con el resto de los edificios de la Castellana, más orientados hacia un estilo afrancesado en el caso de los palacetes que han sobrevivido o a un estilo ecléctico funcional en el caso de las modernas edificaciones dedicadas a oficinas.

La fachada de Castellana de un estilo neomudejar que recuerda la arquitectura regionalista sevillana, con ejemplos como el Hotel Alfonso XII de Sevilla o a la Plaza de España de la misma ciudad. Fue fue diseñado por el arquitecto Aníbal González y por Teodoro Anasagasti en el año 1926. Muy anterior a la fachada de Castellana es la de Serrano que fue diseñada por José López Sallaberry en el año 1899 en estilo neoplateresco salmantino.

El edificio ABC ha tenido una historia convulsa al pertenecer a un periódico monárquico lo que hizo que fuese incautado en la época de la II República por el gobierno.


Dos consideraciones que cabría resaltar; la primera es que pertenece a una estética que tiene poco o nada que ver con el estilo Castellana de su época. Eso no dice nada en su contra sino todo lo contrario porque los versos sueltos siempre presentan un indudable interés que conviene proteger. Al contemplar el edificio ABC de forma aislada parecería que estamos en Sevilla, lo cual siempre es grato que nos recuerden una ciudad de la importancia y categoría artística de la capital del Guadalquivir.

El segundo aspecto a destacar es el esfuerzo que los promotores de su rehabilitación hicieron para conservar un edificio que con menos cuidado hubiera acabado en escombros para levantar en su lugar una moderna torre comercial que, a lo más seguro, hubiera carecido de poco o ningún interés. La rehabilitación la realizó en 1995 el arquitecto Mariano Bayón.

En estos momentos, después de un cierto periodo de languidez, el Centro ABC está experimentando un resurgir notable como consecuencia, entre otras actuaciones, de su potenciación comercial, a partir de 2012, con un centro ancla tan importante como Mercadona.

BBVA de las Tablas. Madrid. EspañaCon diseño de los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron - autores del famoso estadio olímpico de Pekín, conocido como el Nido de Pájaro -, en el barrio de Las Tablas, al costado mismo de la A1, se está construyendo un enorme complejo arquitectónico en el que destaca una torre de forma elíptica de 93 metros de altura a la que se la conoce ya como La Vela. El Burj Al Arab hotel de Dubai es uno de los que nos recuerda también la forma de vela.

Llama poderosamente la atención esa forma elíptica de la construcción principal, lo que le dará al edificio una impronta característica y le hará famoso en Madrid, en España y en Europa. Su situación privilegiada le hará aún más conocido pensando en los muchos miles de automovilistas que a diario recorren la autopista A1 de Burgos. No es habitual encontrar en Madrid - ni en casi ninguna ciudad del mundo - edificios con formas curvas. En general, con mayor o menor acierto, todos suelen estar diseñados sobre la base de líneas rectas. Durante muchos años, la recta ha sido el elemento fundamental en la construcción de los modernos edificios de gran altura. Seguramente los perfectos diseños de los rascacielos de Mies van der Rohe, como el nunca superado Seagram de Nueva York, influyeron en la adopción de las líneas rectas de todos los rascacielos del mundo.

La forma dada por los famosos citados arquitectos al edificio principal del BBVA de las Tablas, supone un desafío singular sobre el que hay que preguntarse si su éxito es una simple llamada de atención o si esa llamativa forma tendrá un recorrido mayor y la apertura a un nuevo estilo capaz de introducir variedad en las nuevas ciudades como Madrid. Habrá que esperar para ver si sólo es algo efímero o es algo que inicia una nueva tendencia.


En el diseño de cualquier constructo conviene ser muy prudente a la hora llevarlo adelante. Las novedades - y más si son estridentes -, salvo que el autor sea genial y se encuentre en un momento brillante de creatividad, suelen conducir al fracaso más estrepitoso. La prudencia suele ser muy buena consejera en el momento de diseñar cualquier producto; no tenerlo en cuenta suele ser fuente de graves errores.

El promotor de constructos atípicos debe ser plenamente consciente del riesgo que corre ante diseños que van contra lo que suelen ser habitual. Ignorarlo es estar avocado a encontrarse con sorpresas que, tal vez, no hubieran querido encontrar.

Ministerio de Sanidad. Madrid. EspañaSituado en el Paseo del Prado, en el número 18, enfrente del Museo del Prado, el Ministerio de Sanidad de España es un impresionante edificio con un diseño minimalista aunque cuando fue diseñado nadie hablaba de ese adjetivo para referirse a un edificio. Si por minimalismo entendemos simplicidad y repetición de elementos no hay duda de que el Ministerio de Sanidad cumple con el requisito de ser minimalista.

Es un edificio que tiene el pesado lastre de haber sido construido para sede de los sindicatos verticales franquistas. Los prejuicios han hecho que, en no pocas ocasiones, obras de muy alto interés sean ignoradas e incluso despreciadas por tener un pecado de origen.

Hay que superar los prejuicios y juzgar un constructo por su valor real sin dejarse dominar por opiniones ideologizadas. Por ello hay que romper una lanza en favor de este magnífico edificio que si hubiera sido construido en la época de la República para albergar pinturas del Museo del Prado, no me cabe la menor duda de que tendría infinitos exegetas sin pararse a pensar en el valor real del edificio.

Los Nuevos Ministerios - un magnífico edificio - tiene prestigio no sólo por su calidad indiscutible sino porque fue diseñado por Secundino Zuazo durante la II República. También el Ministerio de Sanidad tiene un indudable valor arquitectónico que le debe ser reconocido ocupando un lugar destacado en la arquitectura madrileña de los inicios de la segunda mitad del siglo XX.

El edificio fue proyectado en 1949 por por Francisco de Asís Cabrero y Rafael de Aburto Renovales, y se construyó en los años 1950 y 1955. Asís Cabrero fue nieto del ingeniero de caminos Leonardo Torres Quevedo y autor de otras obras tan importantes como el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo. Se cuenta que en una visita de Walter Gropius a Madrid, visitando el Palacio de Oriente, le llamó la atención desde lo lejos el citado pabellón y quiso acudir a visitarlo en directo; algo le vería. Asís, junto a su compañero Aburto dieron un gran impulso a la moderna arquitectura de los oscuros años del franquismo.


La búsqueda de la objetividad es uno de los fines que cualquier profesional debe siempre perseguir con ahínco. A la hora de emitir juicios es fundamental ser capaz de desprenderse de prejuicios que sin duda lastrarán negativamente cualquier juicio de valor que pudiera hacerse. La independencia de criterio tendría que estar siempre presente a la hora de emitir opiniones.

Los constructos, sean estos de la naturaleza que sean, deben valorarse por su calidad intrínseca sin dejarse orientar por otras connotaciones sean estas del tipo que sean. Si a la hora de valorar las Pirámides de Giza entrásemos a examinar el hecho de que fueron construidas por miles de esclavos, llegaríamos a emitir una opinión negativa de ellas cuando su valor artístico está ahí con independencia de otras consideraciones.

Juzgar el Escorial pensando en que fue promovido por Felipe II, un rey déspota y odiado por media Europa, nos llevaría a emitir juicios desacertados. La mayoría de las grandes edificaciones del mundo han sido llevadas a cabo con sufrimiento de muchos trabajadores y a impulsos, en la mayoría de los casos, de déspotas o tiranos ávidos de dejar una huella indeleble en la historia. Confundir al promotor con su obra es un grave error que nos podría llevar a descalificar constructos de inestimable valor.

 

Foto: Wikipedia; Autor: Luis García (Zaqarbal)El denominado originariamente Palacio de La Equitativa estaba situado en la confluencia de las calles de Alcalá (número 14) y Sevilla (números 3 y 5). El espléndido y hermoso edificio fue diseñado por el arquitecto español José Grases Riera a finales del siglo XIX por encargo de la empresa americana La Equitativa que poseía palacios y otros edificios nobles en Nueva York y en otras ciudades de los Estados Unidos. Por aquellos años, además de La Equitativa, el edificio albergó la embajada del Japón y el Círculo de Bellas Artes.

En 1920 el citado edificio fue adquirido por el Banco Español de Crédito, procediendo a su remodelación por el arquitecto Joaquín Saldaña. Durante muchos años el Banco Español de Crédito, que llegó a ser el primer banco de España, mantuvo su sede principal en el citado edificio. En 2013 se anunció que la prestigiosa compañía hotelera Four Seasons abriría en el edificio su primer establecimiento en España. Además está previsto un centro comercial y una zona destinada a congresos.

Llama la atención algunos de los hermosos elementos decorativos de su fachada; así, para la sujección de los balcones de la primera planta, se diseñaron unas llamativas ménsulas en forma de cabeza de elefante, algo muy poco habitual en la arquitectura madrileña. El edificio, al ser su solar de forma triangular, cuenta con un magnífico chaflán, a modo de proa de barco, coronado por un espectacular reloj. Ese chaflán recuerda al del famoso edificio Flatiron de Nueva York.


Es lástima que los grandes bancos españoles hayan adoptado la política de situar sus sedes sociales en los extrarradios de las ciudades. Cada vez  más han ido abandonando sus magníficos edificios situados en el centro de Madrid llegando a quedar, en no pocas ocasiones, semi abandonados. Afortunadamente, en otros casos, los espléndidos edificios bancarios han sido ocupados por otras instituciones y empresas destacadas. El que fue sede del antiguo Banco Central alberga hoy al Instituto Cervantes; la torre del BBVA de AZCA - tal vez la torre más hermosa de todo Madrid - ha pasado a ser un edificio de oficinas para instalarse en la que será su sede principal en Madrid, en el barrio de Las Tablas, en un edificio magnífico proyectado por el estudio suizo de Herzog y De Meuron; y así se podrían citar otros destacados ejemplos.

Tal vez haya que asumir los cambios que imponen los nuevos tiempos aunque ello no deje de suponer una cierta tristeza para los que tan acostumbrados estábamos a que determinadas instituciones ocuparan desde siempre lugares emblemáticos de la ciudad.

Tal vez tengamos que asumir que en un futuro el Vaticano abandone su sede de San Pedro, incluida la Capilla Sixtina, para verla convertida en una galería comercial de Zara o de alguna otra firma comercial. Desde luego a mí no me gustaría verlo. Aunque se dice que la nostalgia es un error, según el título de la famosa novela de José Luis de Vilallonga, yo tengo nostalgia de muchas cosas y, entre ellas, de ver como los edificios más prestigiosos dejan de estar ocupados por instituciones de toda la vida. 
 

Foto: WikiarquitecturaDel Hipódromo de la Zarzuela hay que destacar su espléndida tribuna y muy especialmente su marquesina. Su diseño se debió al ingeniero de caminos Eduardo Torroja Miret. Fue diseñada entre 1934 y 1935 y construida de 1935 a 1940. Fue la primera tribuna de España sin columnas lo que supuso un auténtico alarde estructural. Tanto por sus características técnicas y estructurales como por su elegante diseño, la cubierta de la tribuna del Hipódromo de la Zarzuela ocupa un lugar de privilegio en la historia de las edificaciones más sobresalientes de España y del mundo. En 1980 fue declarado Monumento Histórico Artístico habiendo sido rehabilitado a partir de 2005. También las tribunas del Hipódromo de La Zarzuela fueron declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) con categoría de monumento en octubre de 2009.

La marquesina, construida en hormigón armado de muy escaso espesor, fue diseñada en voladizo con forma replicada de hiperboloide hiperbólico de eje horizontal, lo que constituyó una solución arquitectónica y estética elegante en la forma y racional e imaginativa en el aspecto estructural. Las dimensiones de la cubierta nos permiten dar idea del alarde estructural que supuso el diseño y construcción de la citada marquesina; su espesor varia desde los 65 centímetros en el arranque del voladizo hasta los 3 centímetros del extremo más alejado de dicho arranque. Todos los esfuerzos se soportan gracias a la forma de la cubierta sin contar con nervios ni refuerzos de ningún tipo. La marquesina vuela casi 13 metros lo que supuso un auténtico record mundial para su época y diseño.


El Hipódromo de la Zarzuela es un claro ejemplo de que la inteligencia del hombre ha permitido superar ampliamente a los materiales de construcción. Las inteligentes formas diseñadas por el ingeniero Torroja son las que han contribuido, mucho más que los materiales, a proporcionar resistencia y funcionalidad a las magníficas cubiertas de las tribunas del hipódromo.

Las Pirámides de Egipto tienen poca inteligencia y mucho material de construcción. Casi toda la pirámide está compuesta de inmensos bloques de piedra dejando un espacio casi despreciable para dar respuesta a la funcionalidad que requerían los faraones. Con el paso de los siglos el material fue disminuyendo y las formas complejas e inteligentes aportadas por los sucesivos diseñadores fueron relegando el material a un segundo plano mientras que las formas inteligentes fueron abriéndose paso progresivamente. El Panteón Romano, Santa Sofía, El Vaticano, San Pablo, el Mercado de Algeciras o la Dome Millenium de Londres son claros ejemplos de como la inteligencia de arquitectos e ingenieros fue haciendo que las formas ligeras se impusieran sobre las enormes masas de materiales constructivos. La doble T de acero es el más claro ejemplo de cómo la inteligencia se impuso sobre cualquier otra consideración constructiva. La aportación de un pequeño porcentaje de carbono al hierro (2%) convierte a este en acero con una resistencia 4 veces mayor.  Si además, a través del proceso de laminado, se le da forma de doble T, sin casi incrementar costes (el proceso industrial del laminado es barato y susceptible de una altísima normalización), se produce, para igual peso de la viga, un aumento de resistencia de 18 veces (caso de una doble T de 40 cm.).

Es decir inteligencia aportada en la mejora del material pasándolo de hierro a acero e inteligencia aportada en la forma, pasándola de un rectángulo a un doble T, supone incrementar la resistencia 72 veces. Es decir, una viga de acero doble T del 40 es 1,39% de material y un 98,61% de inteligencia.

Cualquier constructo virtual - lo que por el momento está lejos de ocurrir - debería aplicar esfuerzo inteligente para mejorar aplicativos, páginas web, bases de datos, desarrollos complejos, etc. La fuerza bruta tiene que ser desplazada por la inteligencia. Sin duda alguna, los profesionales TIC lo están consiguiendo.
 

Más artículos...
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org