redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Palacio de Linares. Madrid. EspañaEl Palacio de Linares está situado en la esquina noreste de la Plaza de Cibeles de Madrid. Los otros edificios que rodean a la citada plaza son el Banco de España, el Ayuntamiento de Madrid - antes palacio de telecomunicaciones - y el Palacio de Buenavista - hoy Cuartel General del Ejército -. Estos cuatro edificios configuran, junto con la Plaza de Oriente,  la posiblemente más equilibrada y hermosa plaza de la capital de España. Merece la pena subir a la terraza superior del Ayuntamiento para contemplar, además de los edificios citados, la perspectiva de la calle de Alcalá y de la Gran Vía de Madrid. Además, es la mejor forma de admirar el Palacio de Buenavista que, al estar rodeado de un espléndido bosque, sólo permite entrever ligeramente este hermoso y enorme Palacio.

El Palacio de Linares es un edificio reducido en sus dimensiones sobre todo si lo comparamos con los restantes edificios circundantes a la Plaza de Cibeles. Su diseño, obra de Carlos Colubí, es de 1877. Es de formas barrocas muy cuidadas, constituyendo un atractivo edificio que hoy y a partir de 1992, al cumplirse el quinto centenario del descubrimiento del nuevo continente, es sede de la casa de América. Lástima que no se cuiden los detalles que rodean al Palacio de Linares pues los edificios colindantes lo afean sobremanera cuando con un poco de esmero - instalación de unas simples celosías - podría evitarse ese deplorable efecto. Su interior está magníficamente decorado en estilo barroco, rococó y Luis Felipe de Orleans, contando con excelentes obras de arte. El Palacio cuenta con edificios anexos entre los que destaca la primorosa Casa de Muñecas, obra de Manuel Aníbal Álvarez.

En el Palacio de Linares se rodaron muchas escenas de la trilogía de Berlanga, La Escopeta Nacional, un magnífico fresco del tardofranquismo y de los años de la transición. Además, es famoso por la extendida creencia popular de que es un lugar donde habitan fantasmas; fama que comparte con la Casa de las Siete Chimeneas, sede del que fue Ministerio de Cultura. Según se dice, el palacio de Linares encerraría los fantasmas de los primeros marqueses de Linares, así como el de una niña que se supone fue pudo ser su hija.


El haber estado cerrado a cal y canto durante muchos años ha preservado al Palacio de Linares de su deterioro. Además de los Marqueses de Linares ha pertenecido a la compañía marítima Trasmediterránea, la Confederación Española de Cajas de Ahorro, el Ayuntamiento de Madrid y el industrial Emiliano Revilla; ha sido una auténtica fortuna el que éstos hayan velado por su conservación.

La conservación del patrimonio urbano de una ciudad es algo que debería preocupar y ocupar a las autoridades municipales. Muchas hermosos edificios se han perdido o gravemente deteriorado por no haber habido nadie preocupado de su cuidado.

También hay que cuidar el patrimonio inmaterial que, por su propia naturaleza, es más susceptible de esfumarse si no se adoptan medidas para mantenerlo. Los constructos inmateriales y, muy en particular, los virtuales, corren el riesgo de desaparecer sin dejar rastro alguno, perdiéndose obras pertenecientes a una determinada época y estilo, imposibles luego de poder contemplar. Las piedras resisten el tiempo bastante mejor que las obras virtuales. Podemos estar seguros de que si lo material sufre los impactos del tiempo, mucho más lo sufrirán las obras virtuales que, con simplemente apretar un botón, se esfuman en la nada para siempre. Los profesionales TIC deberían mentalizarse de que hay que conservar el inmenso patrimonio virtual que se ha ido creando a lo largo de las últimas décadas. Llegará un tiempo en que, a partir de ese mantenimiento realizado por los profesionales, se podrán crear auténticos museos virtuales que serán un auténtico gozo, disfrute e inspiración para las futuras generaciones. En muchas ocasiones nos lamentamos de la desaparición de inmensos patrimonios materiales y no prestamos la más mínima atención en la conservación de los patrimonios virtuales. Los profesionales de la información no pueden permitir el permanecer impasibles ante la pérdida de un valioso patrimonio inmaterial.

Palacio BuenavistaEl Palacio de Buenavista está situado en la mejor zona de Madrid; concretamente, sus enormes jardines se orientan a la Plaza de Cibeles y a la calle de Alcalá. En la actualidad alberga el Cuartel General del Ejército. Posiblemente dicha importante institución no esté alojada en su mejor emplazamiento, expuesta a posibles acciones que la mantendrían mejor protegida en otro lugar más alejado. Durante años se ha venido hablando de una importante operación para albergar en el Palacio de Buenavista el Parador Nacional de Madrid. Parece una espléndida idea que la crisis económica sufrida por España ha impedido que progresase. En estos momentos en que se habla de proyectos tan interesantes como la renovación del Edificio España, para dedicarlo a hotel y a centro comercial, o la renovación del antiguo Banco Español de Crédito para dedicarlo también a las mismas actividades, pudiera ser una buena ocasión para llevar adelante el atractivo proyecto del Parador Nacional de Madrid.

El Palacio de Buenavista fie diseñado por Juan Pedro de Arnal en 1777 y adquirido por el Duque de Alba. En él residió su hija y heredera, María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, XIII duquesa de Alba, - la famosa Duquesa de Alba retratada por Francisco de Goya -. A partir del siglo XIX el Palacio quedó vinculado al ejército. José I Bonaparte quiso convertirlo en museo pero acabó en Ministerio de la Guerra y, como se ha señalado, en Cuartel General del Ejército.

En los muros del palacio colgaron las más afamadas y prestigiosas pinturas de la historia, destacando La Venus del Espejo de Velázquez (hoy en la National Gallery de Londres), La Madonna de Alba de Rafael ( National Gallery de Washington) y La educación de Cupido de Correggio (National Gallery de Londres).


Muchos acontecimientos históricos han tenido lugar en el Palacio de Buenavista. Tal vez el más sobresaliente de todos fue el haber sido el lugar en que murió el General Prim, a donde se le trasladó a raíz del alevoso atentado que sufriera el afamado y glorioso general en la calle del Turco, cuando salía de una tumultuosa sesión en el Palacio de las Cortes.

Triste historia la de España en que sus más egregios personajes - Prim, Cánovas, Canalejas y Dato - fueron abatidos a tiros. Si el General Prim hubiera seguido vivo la historia de España habría sido muy diferente y Amadeo de Saboya hubiera seguido reinando,  trayendo a España la modernidad y cambio que tanto deseaba Prim.

En estos momento en que se ha producido el luctuoso hecho de la muerte del primer presidente de la democracia, Adolfo Suárez, se ha comentado que éste había sido psicológicamente y físicamente preparado - según parece dormía con pistola en mano - para estar prevenido frente a un ataque de sus enemigos políticos.  Suárez no fue asesinado pero sufrió un lamentable golpe de estado en que el presidente demostró un comportamiento admirable defendiendo la dignidad de España.

Edificio la Gran Peña. Madrid. EspañaEl edificio la Gran Peña - también denominado Círculo de la Gran Peña - está situado en el número 2 de la Gran Vía de Madrid, dentro de su primer tramo. Su diseño se realizó en 1914, que fue el momento en que empezó a construirse la Gran Vía. Sus arquitectos fueron Eduardo Gambra Sanz y Antonio de Zumárraga

La Gran Peña se fundó en 1869 por militares españoles. Entre sus más afamados asociados hay que relacionar a José Canalejas, José Calvo Sotelo, Alfonso XIII y Juan Carlos I. Su inauguración tuvo lugar en 1916 y correspondió al rey Alfonso XIII y a su esposa Victoria Eugenia.

Los primeros pisos del edificio fueron ocupados por el Círculo. El resto del edificio fue destinado a sede del Real Automóvil Club de España, al Instituto de Ingenieros Civiles y a viviendas privadas.

Del magnífico edificio de la Gran Peña cabría destacar su hermoso chaflán de planta semicircular y las espléndidas galerías de la planta principal, destinadas a proteger la que luego llegaría a ser la calle más ruidosa, con más tráfico y más polucionada de Madrid. La Gran Peña a la derecha y el edificio Grassy a la izquierda constituyen una magnífica puerta de entrada de la Gran Vía cuyos siguientes edificios, en general, siguieron manteniendo la misma categoría y calidad de diseño. La Gran Vía en su conjunto y más especialmente su primer tramo constituyen un conjunto urbano espléndido que puede paragonarse con las calles más prestigiosas y hermosas de Europa.


Los casinos, los círculos y las peñas fueron interesantes instituciones en que sus asociados debatían de política, de cultura y de mil diversos asuntos que enriquecían el diálogo entre sus asociados. La dinámica de la vida moderna hizo que esas instituciones cayeran en decadencia aunque, en las últimas décadas, han vuelto a renacer con éxito. El Casino de Madrid y el Círculo de Bellas Artes son un ejemplo claro de lo señalado.

Al hablar de la Gran Peña quisiera, a modo de homenaje, resaltar la iniciativa del que fuera dinámico empresario dedicado a las tecnologías de la información, Santiago Guzmán Beruete, lamentablemente fallecido hace varios años, que emprendió la singular iniciativa de crear un lugar de encuentro y debate sobre las TIC y sobre todos los temas que en cada momento pudieran suscitar interés. Dichos debates se celebraban en la Gran Peña. Yo tuve la suerte de que me invitaran a las citadas reuniones suponiendo para mí un auténtico acicate y estímulo por todo lo que se trató y debatió en sus interesantes reuniones periódicas.

Creo que sería importante que surgieran iniciativas como la citada para, con calma y sosiego, debatir sobre tantos asuntos que resultan interesantes para la sociedad y, en especial, los relativos a las tecnologías de la información y las comunicaciones. La obsesión por las prisas impide pensar y debatir con sosiego. Lástima que la espléndida iniciativa de nuestro apreciado amigo Santiago Guzmán quedase interrumpida por su temprana muerte en la flor de la vida.

Palacio de Villamejor. Madrid. EspañaEl Palacio de Villamejor está situado en el Paseo de la Castellana número 3. Fue diseñado en 1893 por José Purkiss y Pascual Herráiz en un estilo ecléctico de raíz clasicista en que alternan, de forma equilibrada, elegante y simétrica, la piedra de Colmenar con el ladrillo. En dicho palacete nació el 23 de diciembre de 1910 la madre del Rey Juan Carlos I, María de las Mercedes de Borbón-Dos Sicilias y Orleans. El citado palacio fue construido a impulso del Marqués de Villamejor que, a su muerte, lo legó a sus hijos los cuales lo vendieron en 1906 al infante de España y príncipe viudo de Asturias, Carlos de Borbón y Borbón-Dos Sicilias, que a su vez lo vendió a la Presidencia de Gobierno.

El Palacio de Villamejor está cargado de historia ya que fue sede de la Presidencia de Gobierno durante años. Fueron famosos los consejos de ministros presididos por Manuel Azaña en el mencionado palacete. También ejercieron en el citado edificio, como presidentes del gobierno, el almirante Carrero Blanco, Carlos Arias Navarro y Adolfo Suárez, hasta que este último se trasladó al Palacio de la Moncloa. En el Palacio de Villamejor, durante los años setenta, se tomaron las decisiones más trascendentales de la transición española a la democracia. Con posterioridad fue sede del Ministerio de Administración Territorial y de Administraciones Públicas. En la actualidad es sede de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas.


Bajo la presidencia primero de Jordi Sevilla como Ministro de Administración Territorial y después de Elena Salgado, como Ministra de la Presidencia, tuvieron lugar las reuniones en que, en el seno del Consejo Asesor de Administración Electrónica, se debatieron ampliamente los textos iniciales de la que luego sería la Ley de Administración Electrónica. También la pequeña historia de la informática tuvo que ver con el Palacio de Villamejor. Las principales empresas del sector de las tecnologías de la información y las comunicaciones y los más destacados expertos sobre el tema, acudieron a las reuniones en que se debatió la mencionada ley que fue aprobada finalmente con el título de Ley de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

Palacio de Alcalá Galiano. Madrid. EspañaEl palacio de Alcalá Galiano, levantado en 1878 por Agustín Ortiz de Villajos –autor de la desaparecida Iglesia del Buen Suceso de Princesa–, se encuentra ubicado en Castellana 5. Fue construido para Emilio Alcalá Galiano, conde de Casa-Valencia. Sirvió para albergar la Dirección General de Plazas y Provincias Africanas y en la actualidad es la sede del Ministerio del Interior.

El citado palacio está lindando con la que fuera la sede principal de BANESTO, habiéndose alcanzado una excelente solución para enlazar dos edificios tan distintos en cuanto a su época y estilo. La conexión entre los palacetes de la Castellana y los nuevos edificios de ese paseo son, en general, un alarde de buen gusto y de respeto de lo nuevo frente a lo antiguo. El Edificio Bankinter, la Fundación Rafael del Pino, el Museo Naval lindante con el Cuartel General de la Armada, o el citado Palacio de Alcalá Galiano son un claro ejemplo de lo señalado.

Mal está que se destruyan palacetes clásicos pero peor es que los edificios modernos se hubieran levantado sin la menor sensibilidad en el diseño.


El respeto por el entorno en que se va a levantar cualquier tipo de constructo debería tenerse muy en cuenta tratando de evitar situaciones chirriantes e intolerables. Afortunadamente existen en España excelentes profesionales que disponen de una sensibilidad que les hace emprender proyectos modernos que encajan perfectamente en entornos clásicos.

Las aplicaciones informáticas clásicas deberían poder convivir también con desarrollos de última generación. No se puede ir por la vida arroyando sin tener ningún tipo de sensibilidad. La calidad y el buen gusto sólo se pueden lograr si los profesionales que tienen que efectuar los desarrollos son sensibles y capaces de comprender que todo debe convivir en armonía y sosiego.

Más artículos...
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org