redCEDE
red CEDE
Contenidos
DINTEL xmundo
Más valor
DINTEL +valor
  • Evaluación de Proyectos
  • Inteligencia Empresarial
  • Reputación on-line
  • Financiación I+D+i
Publicaciones
PUBLICACIONES
Contenidos
CONTENIDOS
Networking
networking DINTEL
referentes DINTEL
referentes DINTEL
Galardones
GALARDONES y DISTINCIONES

Foto: Wikipedia; Autor: Luis García (Zaqarbal)Sin llegar ni de lejos a la categoría y calidad de los Nuevos Ministerios, hay que reconocer a los Ministerios de Economía y Competitividad y de Industria, Energía y Turismo un destacado nivel de calidad logrado gracias un diseño de volúmenes elegante y sobrio, potenciado por los elementos prefabricados de hormigón gris que constituyen la fachada. Estos ministerios cuentan con cuatro volúmenes de edificación muy acertados. Por una parte una gran torre situada al norte, un edificio apaisado perpendicular a la citada torre y situado al este, un pabellón destinado a altos cargos situado entre los edificios citados y un segundo pabellón situado en la esquina suroeste destinado a la Oficina de Patentes y Marcas de España.

Estos ministerios están situados en el Paseo de la Castellana esquina con la Calle Alberto Alcocer a la altura de la Plaza de Cuzco. En esa plaza conviven acertadamente los ministerios citados - esquina suroeste -, con una serie de elegantes torres de oficinas privadas - esquina noreste -.

Si el diseño de una construcción está cuidado y es discreto el efecto conseguido siempre será positivo. Sin estridencias y buscando el equilibrio de sus módulos se conseguirá un conjunto acertado y digno.


No es fácil saber con cierta objetividad en qué consiste el que un edificio o un conjunto de ellos tenga un acertado nivel de calidad; sin embargo podría hacerse una relación de propiedades cuyo cumplimiento nos puede hacer pensar que el edificio que las cumpla tendrá una alta probabilidad de alcanzar una calidad de un cierto nivel. Este es el caso del Ministerio de Industria, Energía y Turismo y del Ministerio de Economía y Competitividad.

Esas propiedades podrían ser las siguientes: los edificios tendrán forma paralepipédica; en alguno de los paralelepípedos primará la altura y en otro la longitud; en todos ellos destacarán dos de las dimensiones mientras que una de ellas será notablemente inferior; los materiales adecuados para sus fachadas serán el hormigón visto y el vidrio; los paralelepípedos estarán orientados perpendicularmente evitándose direcciones oblicuas de más o de menos de 90 grados; se propiciará que las dimensiones en alzado tengan relación próxima a la aúrea entre el alto y el ancho, el color gris siempre será un punto a favor para conseguir calidad. Las edificaciones que como loa ministerios citados tienden a cumplir esas características nos demuestran un nivel de calidad y diseño notables.

Cualquier constructo, como puede ser una página web, tendría que cumplir también una serie de propiedades que garantice un adecuado nivel de calidad y diseño. Lo que en edificación brick and mortar puede estar definido en el caso de las construcciones virtuales no lo está tanto. Con el paso del tiempo se logrará y los diseñadores podrán conseguir excelentes productos inspirándose en esas futuras normas de diseño.

Foto: Wikipedia; Autor: OlimpiaYGFEl conocido como Estadio de la Peineta se construyó pensando en la aspiración que siempre ha tenido Madrid de ser Ciudad Olímpica. Desafortunadamente ese deseo se ha convertido en una frustración - sobre todo para sus ediles -por lo que habrá que esperar décadas para pensar en volver a aspirar a que Madrid sea ciudad olímpica, lo cual, desde mi punto de vista no lamento nada. Para hacer prosperar a una ciudad hay que tener claros los objetivos que se pretenden alcanzar sin que sea necesario ser ciudad olímpica.

Muchas veces se dice que el profundo cambio de Barcelona abriendo la ciudad al mar se debió a haber sido designada Ciudad Olímpica en el 92. Creo que no es cierto. Si Barcelona se abrió al mar es porque sus autoridades, apoyados por la ciudadanía, decidieron dar ese paso con independencia de su condición de ciudad olímpica. El enorme desarrollo de Changhay, de Dubay o de Doha se está produciendo sin ser ciudades olímpicas y Atenas siguió siendo un desastre urbanístico a pesar de las olimpiadas.

La Peineta se ha ido construyendo sólo parcialmente. Hasta el momento la parte más importante construida es una inmensa grada con capacidad para 20.000 espectadores que se inauguró en 1994. El Ayuntamiento y el Atlético de Madrid firmaron un convenio para construir un estadio en la Peineta con una capacidad aproximada de 80.000 espectadores. Está prevista su inauguración para julio de 2016. La solución adoptada parece positiva porque sin un destino claro y viable la Peineta acabaría dando tumbos en su uso, arruinándose su conservación, sin ninguna clara utilización. En el acuerdo, el viejo estadio del Manzanares será derruido y sobre su solar se construirán viviendas. Además se acabará la autopista subterránea del Manzanares que en la actualidad, en solución provisional, esperando el derrumbe del Estadio del Manzanares, emerge a la superficie.


No hay nada más desafortunado que realizar una obra para dar respuesta a una necesidad coyuntural sin pensar con claridad cual será su destino una vez superada esa coyuntura específica. Ejemplos de esa improvisación los hay a cientos. Uno de los más lamentables es lo construido para la EXPO 92 de Sevilla que sigue, en muchas zonas sin encontrar destino claro mientras el deterioro de sus edificios avanza implacablemente. La plaza de los pabellones de la EXPO 92 fue algo bastante desacertado y ahí sigue sin encontrar, al menos en parte, un destino claro.

Mejor suerte tuvo la gigantesca plaza de España de Sevilla que supo encontrar un digno destino en edificios públicos y militares. Bien es cierto que la calidad de la Plaza de España no es comparable a la de los pabellones de la EXPO 92. Cuando alguna construcción ha tenido un diseño feliz es mucho más fácil encontrar un destino permanente adecuado. Cuando sólo se trata de salir del paso la probabilidad de que lo construido no encuentre un adecuado encaje es altamente probable. De ahí que cuando se construya algo hay que pensar en grande y dedicar atención a garantizar un nivel de calidad destacado. No hacerlo con esa mentalidad podrá ahorrar algo a corto plazo pero, antes o después, producirá costes inevitables. Hay que tener siempre en cuenta que hacer bien las cosas es ahorrar. 

Foto: Wikipedia; Autor: Luis García (Zaqarbal)El Santiago Bernabéu es uno de los estadios de fútbol más importantes del mundo y sede del Real Madrid. Su nombre es el del legendario presidente del citado Club, Don Santiago Berbabéu de Yesta, que estuvo a su frente durante 35 años, desde 1943 hasta su muerte en 1978. Se inauguró el 14 de diciembre de 1947. En 2007 el estadio fue catalogado por la UEFA con la máxima distinción, "estadio élite". El estadio fue diseñado en 1944 por los arquitectos Manual Muñoz Monetary y Luis Alemany Soler.

El Bernabéu tiene una excelente ubicación puesto que está en una gran manzana situada entre el Paseo de la Castellana, la Avenida de Concha Espina y las calles Rafael Salgado y Padre Damián. Desde su inauguración ha experimentado varias remodelaciones entre las que destacan la de 1954 que amplió el número de plazas a 125.000 - el segundo estadio europeo con más localidades después del Estadio de Wembley -. La remodelación de 1982 coincidió con ocasión de haber sido designado para albergar el Campeonato Mundial de Fútbol - esta remodelación disminuyo el número de espectadores desde los 125.000 a 90.800 para dar cumplimiento a las exigencias de la FIFA que obligaba a que la mitad de los espectadores estuvieran sentados y a que 2/3 de estos asientos estuvieran cubiertos. En 1990 también por exigencias de la UEFA, se acometió una nueva remodelación para asegurar que todo el público estuviera sentado. Esta exigencia, sin perder aforo, hizo que el estadio tuviera que crecer mucho en altura. En el año 2000 se hicieron notables mejoras y ampliaciones que dejó su capacidad en 80.500 espectadores. La próxima remodelación será ejecutada entre 2014 y 2016 y lo más característica de ella es que todos los asientos estarán cubiertos.

Todas estas remodelaciones han ido configurando una estructura cambiante e inorgánica que unas veces han tenido más acierto y otras menos. En el Bernabéu se han celebrado eventos muy significados entre los que cabría destacar los siguientes: Final del Mundial 1982, Final de la Eurocopa 1964, finales de la Copa de Europa 1957, 1969, y 1980, Final de la Liga de Campeones 2010 y 35 finales de la Copa del Rey.


La historia del estadio Bernabéu, y de cualquier importante estadio, nos permite obtener un índice de la poca seriedad de los políticos españoles. Siempre que las  autoridades del mundo del fútbol se lo han propuesto, se han cambiado los planes de urbanismo y sus ordenanzas y, lo que tal vez es peor, los ciudadanos ni se han inmutado con estas actuaciones sino que, por el contrario, les han parecido muy bien. En los días de partido no se respeta ninguna norma de circulación ni de aparcamiento. Cada uno campa por sus respetos y hace lo que quiere. Ahora bien, si un pobre ciudadano de base deja su coche unos minutos para comprar unas medicinas, puede estar seguro de que se le impondrá una multa sin ninguna conmiseración. El ciudadano que se ponga enfermo en una vivienda cercana al estadio tendrá que esperar a su desalojo y tener suerte para no morirse porque no podrá acudir al hospital.

En un país serio y avanzado lo lógico es que un estadio como el Bernabéu se trasladase fuera de la ciudad, dotando al nuevo estadio de un buen sistema de transporte para el cómodo acceso de los aficionados. Eso no ocurrirá mientras las autoridades del fútbol no lo tengan a bien. Nadie se atreve a poner orden en el asunto del fútbol no sea que los aficionados se echen a la calle y preparen la marimorena. Sólo cabe resignación y capacidad de aguante.

Un estadio que ha sufrido numerosas remodelaciones nunca llegará a constituir un edificio notable. Los refritos suelen acabar en desastre. La belleza del Estadio Olímpico de Pekín, conocido por "nido de pájaro", diseñado por el estudio suizo de Herzog y de Meuron, es una obra de arte porque, además de que sus diseñadores son espléndidos profesionales,  ha surgido de nueva planta. Lo mismo ocurrió con el magnífico Estadio Olímpico de Munich. El Bernabéu será repintado y retocado una vez más, pero nunca será un constructo digno de admiración.

Compañía Asturiana de Minas. Madrid. EspañaEn la Plaza de España de Madrid, junto al Senado, se alza la que fuera Real Compañía Asturiana de Minas. Hoy es sede de la Consejería de las Artes de la Comunidad de Madrid. La citada Compañía Asturiana de Minas fue una compañía belga con instalaciones en España, Noruega, Francia, Bélgica, otros países de Europa y Norte de África.

El deseo de los propietarios de grandes instalaciones industriales hizo que se construyeran hermosos edificios en aquellos países con los que mantenían estrechas relaciones comerciales y productivas. Ese es el caso de la citada Compañía Asturiana de Minas. Su excelente diseño y cuidada calidad de construcción nos hace admirar el talento de sus directivos para promover edificios tan cuidados y singulares. Sus hermosos balcones, sus espectaculares miradores centrales, sus amansardadas ventanas de la última planta del edificio, los graciosos torreones de los extremos y, sobre todo, el esbelto e impresionante torreón central, prestan al edificio una espectacular perspectiva.

El edificio fue diseño del arquitecto Manuel Martínez Ángel, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y directivo de la Compañía. Fue construido entre los años 1891 y 1899, en estilo ecléctico monumental, típico de finales siglo XIX y principios del siglo XX.


El prurito que tenían las empresas hace un siglo nada tiene que ver con el actual. Antes tenían a gala poseer sus propios edificios mientras que en la actualidad todo es alquilado proporcionando una sensación de provisionalidad y volatilidad total. Antes se identificaba a una empresa con su edificio social, en este momento vemos como los edificios más conocidos pasan a ser sedes de diferentes compañías. Antes había una identificación biunívoca entre la empresa y el edificio de su sede principal. En este momento ya no ocurre eso.

Sólo las instituciones oficiales, y no siempre, suelen asociar edificio con la correspondiente institución. El Ministerio de Agricultura, que yo recuerde, siempre ha estado en el enorme y espectacular edificio de la plaza de Carlos V, el Museo del Prado sigue en el mismo edificio desde que se creó, el Ministerio de Fomento o de Obras Públicas siempre ha estado en los Nuevos Ministerios, el Ministerio de Asuntos Exteriores en el Palacio de Santa Cruz, el Ministerio de Educación en la calle de Alcalá, el Ministerio de Hacienda en la Casa de la Aduana, etc.

Es curioso que, en la actualidad, la identificación de una empresa esté mucho más asociada a un logotipo que a un edificio. Esto es mucho más evidente en el caso de las multinacionales. En estos momentos, sin el menor género de dudas, el valor económico de su logotipo es mucho mayor que el de sus edificios. Los logotipos de Coca Cola, de Vodafone, de Nike, de McDonnalds, de IBM alcanzan cifras auténticamente colosales. Las piedras han dejado ser el símbolo de las empresas, su auténtico símbolo es el logotipo y la marca comercial
.

NiemeyerOscar Niemeyer fue un longevo y prolífico arquitecto brasileño fallecido en 2012 a los 104 años de edad. Su obra más conocida y espectacular es la ciudad de Brasilia. Una de sus últimas obras es el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer de Avilés cuya inauguración tuvo lugar en 2011. El propio Niemeyer refiriéndose a ese centro cultural dijo que se trataba de «una gran plaza abierta a todos los hombres y mujeres del mundo, un gran palco de teatro sobre la ría y la ciudad vieja. Un lugar para la educación, la cultura y la paz».

El estilo del "Niemeyer", como así suele ser llamado, reúne lo substancial de lo que ha sido su arquitectura más personal y conocida. Su obra destaca por sus líneas curvas y por sus colores, rojo, amarillo y azul. La relación de Niemeyer con Asturias se debe a haberle sido concedido el premio Príncipe de Asturias de las Artes en 1989. En agradecimiento al premio recibido, Niemeyer regaló a Avilés el diseño del Centro Cultural de Avilés.

El Centro Niemeyer cuenta con cinco elementos perfectamente diferenciados:

- La plaza: abierta al público, en la que se programan actividades culturales y lúdicas. Refleja el concepto de Oscar Niemeyer de un lugar abierto a todo el mundo.
- El auditorio que con un aforo de 1000 espectadores, cuenta con un escenario que se abre al propio auditorio y a la plaza.
- La cúpula, un espacio expositivo diáfano de aproximadamente 4.000 m2 para exposiciones de todo tipo. Este edificio tiene también funciones de museo.
- La torre que actúa de mirador sobre la ría y la ciudad.
- El edificio polivalente que alberga el Film Centre, el gastrobar, varias salas para reuniones, conferencias, prensa y, exposiciones, la tienda y un espacio educativo.


Es admirable que se haya sido capaz de contar con Niemeyer - uno de los más importantes arquitectos del siglo XX - para llevar adelante un proyecto que dignifica a la ciudad de Avilés. Niemeyer no dejó nunca de trabajar hasta su muerte a los 104 años de edad. Su mentalidad siguió aportando la misma creatividad e imaginación a sus más de 100 años que cuando realizó sus grandes obras hace más de 50, 60 o70 años años. Hay que recordar que Brasilia es un proyecto de los primeros cincuenta iniciándose su construcción en 1956.

Cuando se contempla el centro Niemeyer de Avilés llama la atención la juventud de su diseño. Las ideas de Piet Mondrian y de la Bauhaus aparecen con igual o más fuerza que nunca. Su espectacular diseño y colorido siguen estando plenamente vigentes sin perder un ápice de su fuerza; y todo ello a los 100 años.

Personajes con Niemeyer nos tienen que hacer pensar que eso de la jubilación a los 65 años sólo debería quedar para los profesionales rutinarios y sin ninguna capacidad de imaginación. La actitud de Niemeyer me hace recordar la del gran teórico de la organización, Peter Drucker, que a sus 80 años estuvo pensando dejar ya de escribir. Su mujer le animó a que continuase su extensa producción literaria y ello le animó a seguir adelante. Todavía escribió más de diez nuevos libros hasta que le llegó la muerte en 2005 a los 96 años de edad.

Más artículos...
Banner

Banner
Banner
Banner
Banner

Fundación DINTEL - Edificio HEXÁGONO - c/ Princesa, 25 - Planta 2ª - Oficina 2 - 28008 Madrid
Tlf.: (+34) 91 311 36 19; Móvil: (+34) 610 43 19 43; Fax: (+34) 91 450 04 24; E-mail: secretec@dintel.org